domingo, 25 de enero de 2009

Rosa


Subimos al Barrio El Salvador para ver la tarde que estaba llena de nubes grises. Huyendo de la lluvia y de las calles agitadas, caminamos por las calles mojadas y la tarde se volvió rosa.

1 comentario:

Tomáz dijo...

Esas tardes de Medellín siempre son bellas, y cuando uno tiene los ojos rojos ¡vaya que son rosas!
Un saludo desde Don Blog Pérez.