domingo, 11 de enero de 2009

Parva de parque


Con 500 pesos me comía la mejor "parva" del mundo. Eso era cuando estaba niño. Ya perdí la costumbre.
En Urrao me volví a encontrar la cajita, la señora, no la misma, pero si el mismo aire, de las de mi infancia.